Su navegador no acepta script puede que visualice incorrectamente algún elemento de esta página
Alta Eliminar






L M M J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
 






Alimentos de Aragón

Visítanos en FaceBook
Enlace a nuestro canal de Youtube

Edita Aragón Liberal

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manos Unidas

nuestros blogs

enlaces recomentados

Colabora con nosotros

Correo

Asociación de amigos de Aragón Liberal

Manifiesto Libertad 2.0


EN RED:

Un millón de velas

NOTICIAS

Versión para imprimir Versión para Imprimir Enviar a un amigo Enviar a un amigo
29.6.2016.

Carta abierta a un profesor de geografía


Por: Juan Pontejos

En la contraportada del Heraldo de Aragón de hace unos días se transcribían las declaraciones de un "autodenominado" profesor de Geografía. Los datos que llamaron mi atención fueron sus "profundas" especulaciones contra el trasvase del Ebro a tierras del Levante español. Contra este trasvase nunca se han dado razones, aunque sí sentimientos que también pueden respetables.

0 comentarios


En la contraportada del Heraldo de Aragón de hace unos días se transcribían las declaraciones de un "autodenominado" profesor de Geografía. Los datos que llamaron mi atención fueron sus "profundas" especulaciones contra el trasvase del Ebro a tierras del Levante español. Contra este trasvase nunca se han dado razones, aunque sí sentimientos que también pueden respetables.

Lo que es realmente poco razonable es que se pierdan miles y miles de metros cúbicos de agua que van al mar cuando pueden servir para hacer más productivas y rentables las tierras de Valencia y Murcia, por ejemplo. Con la particularidad de que este detalle nos perjudica a todos los españoles, que podríamos recibir mayores impuestos por los superiores rendimientos agrícolas que se deberían obtener.

El Ebro atraviesa o bordea varias regiones españolas que también deberían tener derecho a opinar sobre que se debería hacer con las aguas sobrantes. Aznar, en sus tiempos de presidente del Gobierno de España, ofreció un proyecto para hacer muchos mas regadíos en Aragón y el agua sobrante llevarla para regar en el Levante. Una mayoría de aragoneses, apoyados por un partido político que en toda su historia ha tenido solamente dos ideas: evitar el trasvase y crear las comarcas con substanciales sueldos para los empleados en ellas, se opuso tenazmente a lo mas razonable, y fríamente pensando beneficioso para toda España.

Extraña mucho que nadie se acuerde del Pantano del Ebro, ubicado entre Burgos y Cantabria, construido con fondos del Estado, a los que también contribuyeron con sus impuestos los habitantes de Valencia y Murcia, para poder conservar la corriente ecológica que nos muestra "nuestro río" todos los veranos a su paso por Zaragoza. ¿Podrían Cantabria y Burgos negarnos esos recursos hídricos, recogidos en sus tierras y celosamente guardados hasta que "nosotros" los necesitamos?

Para terminar su razonamiento el "ilustre geógrafo" añade una tontería, sencillamente por falta de pensar y deducir: las aguas del Ebro sirven para que el Mediterráneo no se convierta en un lago interior como les pasa a varios asiáticos que cita. Y ni siquiera se da cuenta de que esos "mares" tienen aportaciones exclusivamente fluviales, mientras el Mediterráneo se beneficia del paso "a tiempo completo" de cantidades ingentes de aguas. ¡Todas las que necesita! a través del Estrecho de Gibraltar y procedentes del Océano Atlántico.

¿Tan mal está la Universidad española como para que se produzcan y mantengan estos genios? 


FOTOS -